• image1 Temo escuchar porque temo comprender. Temo comprender porque temo cambiar (Carl Rogers)
  • image2 Seis sirvientes tomé que me enseñaron cuanto sé. Ellos son: qué, cómo, quién, cuándo, dónde y por qué (Rudyard Kipling)
  • image3 Si luchas puedes perder pero si no luchas ya has perdido (anónimo)
  • image4 La virtud es una posición intermedia entre dos vicios, el del exceso y el del defecto (Aristóteles)
  • image5 La felicidad no nos llega sin más, nosotros hacemos que ocurra (Mihaly Csikszentmihalyi)
  • image6 La excelencia no es un acto aislado y prodigioso sino un hábito que se hace día
    a día (Aristóteles)

Sobre Optimismo Aprendido

Artículos

Clarificación de valores

Valoración del Usuario:  / 0

“-¿Podrías decirme, por favor, qué camino he de tomar para salir de aquí? dijo Alicia.

-Depende mucho del punto adonde quieras ir- contestó el gato.

-Me da igual dónde, no me importa el sitio- dijo Alicia.

-Entonces no importa qué camino sigas- replicó el gato.

-…siempre que llegue a alguna parte- añadió Alicia, a modo de explicación.

-¡Ah!, seguro que lo consigues- dijo el gato-, si andas lo suficiente.”

 

Este es el inicio de la conversación mantenida entre Alicia y Cheshire (L. Carroll) en su primer encuentro. Alicia estaba perdida en el País de las Maravillas y decide preguntar al minino, quien parecía muy sabio. La continuación de la recomendación es:

Introducción a los valores

Valoración del Usuario:  / 0

Me gusta la fotografía y me gustan los faros. Les otorgo un halo de misterio que me transportan a un estado de ensoñación muy placentero. Cuando he tenido ocasión de visitar uno he viajado con la imaginación por todo tipo de escenas, desde haber visto a unos ladrones en costas británicas esperar a que cese la luz para alcanzar tierra y llevarse los botines de las casitas cercanas, a dejarme asustar con la sombra de una mujer fantasma que vaga por otro faro desconsoladamente.

En la imagen aparece uno de los preciosos faros de la Isla del Príncipe Eduardo, en Canadá, donde inventé, igualmente, historias de quinceañeras para no dormir. Más seriamente, con motivo de lo que simboliza en la mente colectiva este elemento,  considero que un valor es un faro que nos guía ¿hacia dónde? Pues cada uno elige el rumbo según, precisamente, la expresión de esos valores por los que se deja llevar. Los valores nos ayudan a saber qué es lo que queremos. Nos permiten vivir de una manera más completa y consciente.

Vidas felices

Valoración del Usuario:  / 0

Después de una semana de duro trabajo he aprovechado la agradable mañana de domingo para disfrutar un regalo que me han hecho recientemente: una sesión de baño relajante en un spa. Desde hace un tiempo soy la candidata perfecta para usar los servicios de este tipo de negocios y es que, como todo ser humano, una está expuesta a sufrir  épocas de abundante estrés. El lado positivo de dicha circunstancia (recuerda que estás leyendo mi web llamada Optimismo Aprendido) es el tener gente alrededor que me quiere bien y me hace obsequios muy apropiados para que mente y cuerpo vuelvan a alcanzar cierta unión y homeostasis.


 

 

La imaginación al poder

Valoración del Usuario:  / 0

Bien es sabido que el ser humano es un ser social. Para ello la imaginación es un asunto primordial en cuanto que condiciona la manera de vernos a nosotros mismos, desde cómo podemos experimentar nuestro propio cuerpo y las sensaciones que nos recorren hasta cómo nos relacionamos con los demás y operamos en nuestro entorno.

Cuando somos niños la utilizamos con intensidad, la desprendemos a borbotones, recurrimos a ella sin tapujos. Ya siendo adultos también hacemos uso de la imaginación de forma constante. Pero parece que, a veces, a lo largo de ese proceso de crecimiento y maduración nos vamos alimentando de un sesgo negativo por el que nuestra mente se centra en visiones e ideas negativas relacionadas con la inseguridad personal, el temor a equivocarnos o adelantar dificultades y hasta enfermedades. ¿Cómo te harán sentir este tipo de visualizaciones?

Autobiografía musical para generar emociones

Valoración del Usuario:  / 0

Es de todos sabido la importancia de los sonidos y de la música en nuestras vidas aunque, en un mundo moderno repleto de ruido ambiental, son muchas las ocasiones en las que lo que más necesitamos es sencillamente el silencio.

Sí, la música ejerce una influencia especial sobre nosotros porque vincula todos los elementos de la persona: físicos, mentales, emocionales y espirituales. Sonidos y melodías modifican el ritmo cardíaco y las pulsaciones; revolucionan nuestra fisiología y, así, nos hacen sentir alegría y bienestar o, por el contrario, nos pueden llegar a sumir en un profundo estado de tristeza. Por supuesto, los efectos no son uniformes a todos los individuos sino que cada persona percibe la música de forma muy distinta y, en consecuencia, su respuesta emocional también será diferente. Por ejemplo, las melodías de Erik Satie (Gymnopedias) destacan mundialmente por las altas dosis de melancolía que generan al oyente; en mi caso, sin embargo, la sensación predominante es sencillamente neutra, de un recogimiento muy adecuado para realizar actividades en las que necesite mantener la concentración…como escribir este artículo.

2018  Optimismo Aprendido  globbersthemes joomla template